Blogia
BUCANERITA

Al tomar...

Al tomar...

Al tomar la flor que te ofrecen no hay que despreciarla, que muchas veces se hace. Hay que arrimarla al pecho, junto al corazón, para que acompañe el camino de los sueños.


Su mirada estaba perdida, extraviada en el mundo que no reconoce el sentimiento. La regalaba con la dejadez del desengaño. Reposaba de su largo caminar incomprendido. Las alas algo torcidas, de los golpes de ráfagas de viento; pero no le faltó el aliento para su ofrenda cansada.

Sakkarah

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres