Blogia
BUCANERITA

Ahí están...

Ahí están...



Ahí están guardando fila y preparadas para salir. Si tardas, se amontonan impacientes, se empujan, se pelean y, al abrir la boca te salé alguna de manera atropellada haciéndote quedar como un tartaja.

 

Traviesas, se enredan, se cambian en mitad de tu oratoria, y juegan a hacer de ti una gangosa.

 

Llegan a creer que forman una orquesta, se elevan, se adelgazan y, pillándote desprevenida, se disfrazan en forma de gallo al salir de tu garganta.

 

Es conveniente plasmarlas en un papel, si no, vuelan acompañando al aire para hacerte quedar mal en los tratos.

 

Entre las rejas dentadas se escapan y te encuentras insultando a un compañero.

 

No les gusta dormir, se sienten roncas, oscuras hasta hacer creer que tú bebes cazalla.

 

En otros momentos se engolan, se retuercen hasta el punto de hacer de ti un pedante.

 

Díscolas, libertinas palabras, poderosas, hirientes y dulces, sosas. ¡Palabras!

Sakkarah

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Sakkarah -

Te adiviné. Muchos besos.

Sakkarah -

Sí, anónimo...

Me ha hecho ilusión que pases.

Muchos besos.

Anaan -

Perdona, no me acordé de poner el nombre. Un abrazo.

Anónimo -

Silenciosas, sin sonido, están en tu cabeza, llegan y se quedan, te desafían y asustan, no tienen dueño, están ahí, incontrolables, no puedes evitarlas, y a veces, no las entiendes, son palabras sin voz, son pensamientos... son poesía.

Besicos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres