Blogia
BUCANERITA

Llega la tarde...

Llega la tarde...

Llega la tarde, y aquí en este rincón de la playa me siento bien. No hay gente, puedo disfrutar del ruido del mar sin la interferencia de otras voces.

La brisa ha levantado un revuelo de palabras en mi mente. Recuerdos no vividos, sí leídos. Pueden tanto las palabras...Ellas son capaces de hacer nacer los más tiernos sentimientos; pero de la misma forma, en ellas puedes leer el engaño. Pueden dar lugar a diversas sensaciones, zozobra, amor, ternura, rabia, asco...

Pero sólo me quedo con aquellas que me hablaron de amor, que me hicieron vivir de manera intensa un sentimiento. No quiero hacer memoria de todas, para no reavivar lo que debo olvidar. Son bonitas las palabras, incluso bellas en extremo a veces; pero nunca sustituyen el beso, la caricia, la piel, la mirada.

Como un remolino, levanta el aire el libro de la vida. Va lleno de pequeñas huellas que marcan el interior de quien lo escribe. Tomo lo mejor del cuento, y el resto, dejo que lo vaya arrastrando hacia la profundidad del mar, donde las corrientes marinas lo absorban.

Sakkarah

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sakkarah -

Jajajajjaa, es difícil, ¿eh?

Muchos besos.

Dinosaurio -

¡Un rincón de playa solitario! ¡¿Dónde, dónde?!
Un besote.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres