Blogia
BUCANERITA

Nos quejamos.

Nos quejamos.

Nos quejamos siempre de lo que tenemos o vivimos. Y, en realidad, ya no sabríamos vivir en otro tiempo.

Por ejemplo, el antiguo bastardo, un ser que sin culpa ninguna se hablaba de él con desprecio, y del que todo el mundo aseguraba que había sido fruto de una violación; cuando, con toda seguridad era fruto del amor. De un amor prohibido?

Yo no entiendo que el amor pueda ser prohibido si es verdadero amor. Se podrían prohibir miles de cosas, pero el amor?

Dicen que la figura del bastardo procede del concepto de pureza racial. Ironías de la vida?Hitler, un bastardo, se obsesionó con la pureza de la raza. A veces, cuando nos vemos marcados por lo que se cree un defecto, nos volvemos los peores críticos de nosotros mismos, pero, por supuesto trasladando las consecuencias a los demás?

Así es la vida.

Sakkarah

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sakkarah. -

Sí, Dino, menos mal.

Un beso.

Dinosaurio -

¡Qué razón tienes! Y aún queda muchísimo por avanzar, pero hay algunas cosas que vamos superando un poco.
Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres