Blogia
BUCANERITA

Una distancia.

Una distancia. Una distancia que el corazón recorre con prisas, quedando yo suspendida en la espera de su retorno con las primicias.

Bombea la sangre cuando a mi llegan tus noticias, haciéndome sentir viva, y una fuerza apasionada me retorna a la juventud. Los muros que construía, en piedra, para el olvido, se tornan frágil cristal que cae con el eco de tu palabra.

Sin llegar a ver el humo tras pensar en nuestro nuevo encuentro, ya me abrasa la llama al recordar tu tacto. Tracé un mundo donde esperarte, y en el habito.

Sakkarah
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres